Una mujer intentó ingresar 14 celulares de alta gama con sus respectivos cargadores y tarjetas sim, al pabellón de alta seguridad de la Cárcel La Picota, en el sur de Bogotá.

En el control de ingreso a la Institución, los guardias del INPEC decomisaron estos elementos que estaban camuflados en una bala de oxígeno que acompañaba a la mujer para sustentar los supuestos problemas respiratorios.

Debido a que el código penal no contempla este hecho como delito, la mujer quedó en libertad.

Así frustran un robo en TransMilenio

¡Todos podemos ser cómplices de los buenos! Un superhéroe puede evitar así el hurto de celulares en el transporte público. #PóngaseMosca Más en www.conexioncapital.co →

Publicado por Canal Capital en Jueves, 10 de enero de 2019

Por: Stephanie Gamboa